Solido, como una roca

Posted on April 12, 2010 by

0


16 Amados hermanos míos, no erréis.

17 Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.

18 El, de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus criaturas.

Santiago 1

Que tal si creyera, completamente, que en Dios no hay mudanza, ni sombra de variacion? Como seria mi vida diaria? Estos tres versos estan anidados en medio de una gran descripcion de como funciona, realmente, la tentacion y la realidad de dejar que nuestras emociones tomen lo mejor de nosotros. Es casi como un recordatorio de la realidad:

1. Son tus propios deseos los que traen tenacion a tu vida, no Dios.

2. Pero El trae buenas cosas a tu vida, especialmente su amor por ti, el cual nunca cambia.

3. Por cierto, eso no quiere decir que tienes permiso de dejar que tu enojo controle la manera en que interactuas con otros.

No, no somos tentados por ‘puertas abiertas’ que Dios trae a nuestra vida. Y tampoco es el amor de Dios por ti una licensia para que juzgues a los demas. Cual es el punto de Santiago? Dios, por que El asi lo desea, hace a Su pueblo el objeto de su inmutable amor y gracia salvadora.

Increible!

Posted in: Uncategorized